Redes sociales: no subas esa foto

Redes sociales: no subas esa foto

Redes sociales: no subas esa foto

Las vacaciones y los móviles suponen una fuente infinita de imágenes que, en muchas ocasiones, se desean compartir con amigos. A veces, a través de las redes sociales y eso puede suponer problemas en caso de desacuerdo entre los padres.

¿Puede mi ex subir fotos de nuestro hijo menor de edad a su Facebook? 

El nivel de protección de la imagen de los niños en Internet debe ser consensuada entre ambos padres. Es decir, es una decisión de patria potestad y no tiene más poder de decisión quien ostente la custodia.

¿Y si uno de los padres está interesado en publicar fotos en las redes sociales pero el otro no da el consentimiento?

Entonces ese padre tiene que acudir a los juzgados a exponer sus motivos, el juez examinará también la postura del otro padre y decidirá.

¿Eso cómo se hace?

Es un procedimiento de jurisdicción voluntaria ante el juzgado al que pertenece el domicilio del niño y que no requiere abogado.

Y en el caso contrario, ¿si un padre publicó fotos y el otro quiere que las retire?

Hay que oponerse por escrito y si no las retira, acudir al mismo procedimiento. En este caso tampoco es necesario un abogado aunque sí es muy conveniente a fin de argumentar con éxito.

¿Qué se tiene en cuenta?

Si el perfil de quien publica es público o privado. Si quien publica lo hace solo para sus familiares o amigos cercanos, es posible que se autorice que las fotos estén en la red. Pero si tiene, por ejemplo, 500 amigos o su perfil es abierto a cualquier que lo consulte, lo más probable es que se deniegue ese permiso.

También es importante tener en cuenta el tipo de fotografías. Si son fotos de situaciones que podrían resultar humillantes para los niños, no se autoriza con independencia del tipo de perfil de los padres.

¿Y por ejemplo, subir fotos del cumpleaños, comunión, fiesta de fin de curso… de nuestro hijo en el que salen los compañeros?

No deben publicarse pues podemos encontrarnos con que los otros padres no sean partidarios de esa exposición en las redes sociales. Y si se hace, pixelar al resto de niños.

Puedes ampliar la información leyendo el último artículo de nuestro blog en

www.gmcabogados.com